De París a Zurich

Fifa House La Rue St. Honoré 299 en París fue durante tres décadas el primer domicilio de la sede de la FIFA. Durante tres años después de la Primera Guerra Mundial, el cofundador holandés Carls Hirschmann decidió dirigir, por iniciativa propia y sufragando todos los gastos, el destino de la FIFA tras el fallecimiento de Daniel Burley Woolfall. En 1932 se realizó la mudanza decisiva a Suiza. La FIFA ocupó dos oficinas en la Bahnhofstrasse, el lugar más renombrado de Zurich.

Justo en su 50 Aniversario y durante la celebración del Campeonato Mundial 1954 en Suiza, la FIFA obtuvo un nuevo lugar en la colina de Sonnenberg: la suntuosa villa Derwall en el Hitzigweg, con una vista espectacular sobre el lago y la ciudad, fue durante un cuarto de siglo la elegante sede de la Federación Internacional. A mediados de los años setenta - la FIFA contaba ya 140 asociaciones nacionales y cada vez más empleados - fue inevitable un nuevo cambio.

Con gran pesar se decidió transformar la antigua villa en una FIFA House moderna y funcional, la cual pudo ser inaugurada en 1979. El vertiginoso desarrollo del fútbol en todo el mundo hizo que apenas dos décadas más tarde fuera menester una nueva ampliación arquitectónica. La utilización del hotel Sonnenberg, un amplio edificio de cien años y situado en las inmediaciones de la FIFA, fue la solución soñada. En estas dependencias se realizará, entre otras cosas, un centro de documentación accesible al público en general.