XIV. COLORES Y NÚMEROS DE LA VESTIMENTA

ART. 20

  1. Cada equipo llevará los colores de su país, indicados en el formulario de inscripción.

  2. Además de la vestimenta oficial, cada equipo deberá disponer de otra de reserva en colores que contrasten con aquéllos del uniforme oficial. La vestimenta de reserva deberá llevarse a cada partido.

  3. En caso de que, a juicio de la Comisión de Futsal (fútbol sala), los colores de los equipos contrincantes se prestaran a confusión o resultaran inadecuados para la televisión, se deberán cambiar los colores, empleándose el uniforme de reserva total o parcialmente.

  4. La vestimenta de los guardametas deberá ser de colores contrastantes con los de ambos equipos.

  5. Durante la competición final cada jugador llevará el número indicado en la lista oficial de jugadores (Art. 18 1). El número, en colores contrastantes, deberá figurar en la vestimenta de juego de la siguiente manera: en el reverso de la camiseta (25 cm de altura), en el delantero de la camiseta (10 cm de altura) y en la parte anterior del pantalón, abajo a la derecha (10 cm de altura).

  6. Asimismo, en el reverso de la camiseta deberá figurar, encima del número y en colores contrastantes, el apellido del jugador (7,5 cm de altura).

    En el Campeonato Mundial de Futsal (fútbol sala) está prohibido llevar cualquier tipo de publicidad en la vestimenta. Se permite solamente la marca del fabricante, la cual podrá figurar sólo una vez en la camiseta, otra en el pantalón y otra en las medias. La marca del fabricante puede ser empleada ya sea sola como logotipo o en combinación con el nombre del fabricante, pero no puede superar una dimensión máxima de 20 cm en la camiseta y 12 cm tanto en el pantalón como en las medias. En la camiseta está permitido llevar la insignia de la asociación nacional.

  7. El equipamiento de los jugadores tendrá que ser aprobado por la FIFA, al igual que los guantes y la gorra de los guardametas, en los cuales la marca del fabricante no debe superar el tamaÑo de 5 cm.

  8. La FIFA impartirá instrucciones precisas a los participantes de la competición final sobre todos los objetos de equipamiento y material que se utilizarán en el interior de la sala.