LA COPA DE ORO DE LA CONCACAF

UN NUEVO TORNEO PARA EL NUEVO MUNDO


Una escena de la final de la Copa de Oro en enero de 1996 entre México y Brasil.
POR: PAUL GARDNER
es columnista de "Soccer America" y autor del libro "The Intelligent Fan's Guide to the World of Soccer."

En varias ocasiones, esporádicas y con poco éxito, se había intentado organizar desde 1963 un torneo de la CONCACAF. En 1981, la idea encalló por completo; sin embargo, el período de inactividad de diez años finalizó con la elección de Jack Warner, de Trinidad, como presidente de la CONCACAF en 1990.

Cada una de las seis confederaciones de la FIFA tiene su propio campeonato para selecciones nacionales y cada una de estas competiciones tiene su propia historia y fascinación. En la segunda serie, tras la Copa Asiática descrita en la edición pasada, veremos ahora un torneo mucho más joven: la Copa de Oro de América del Norte y Central y El Caribe.
Debemos tener una Copa de Naciones, señaló en una oportunidad Jack Warner al secretario general de la CONCACAF Chuck Blazer. Warner tenía la impresión de que las selecciones nacionales de la región estaban perdiendo terreno debido a que disputaban partidos realmente serios solamente cada cuatro años, durante la clasificación para la Copa Mundial. Su intención era celebrar cada dos años una copa de naciones.

Después de un año, la estructura estuvo lista. La cadena de televisión mexicana Televisa ofreció el respaldo financiero y la CONCACAF estuvo en condición de ofrecer premios por un valor de USD 250,000, obteniendo el equipo ganador USD 100,000. El nuevo torneo se llamaría Copa de Oro y deberían participar ocho equipos: tres de Norteamérica y tres de América Central, así como dos selecciones del Caribe. La primera edición se disputaría en Los Angeles.

La nueva competición comenzó con un incidente muy descomunal. A las 07.43 de la mañana del primer partido, un violento terremoto (5,8 en la escala de Richter ) sacudió la zona de Los Angeles, causando un daño de más de 20 millones de dólares.

Esa noche, Honduras sorprendió a los espectadores en el "Coliseum", derrotando a Canadá por 4 a 2. El primer contrincante de EEUU fue Trinidad y Tobago, al igual que en 1989, cuando un único gol de Paul Caligiuri fue fue suficiente para que los norteamericanos se clasificaran para Italia 90 y Trinidad y Tobago quedara eliminada.

COPA DE ORO DE LA CONCACAF

Resumen
La Copa de Oro es una competición continental de la CONCACAF que se celebra cada dos años. Hasta la fecha se ha disputado en 3 ocasiones, en 1991, 1993 y 1996. En el futuro, el torneo se organizará cada año en el mes de enero. Mientras que en 1991 y 1993 participaron 8 equipos, el año pasado se ha aumentado el número de participantes para ofrecer al campeón mundial Brasil el derecho de invitado.

Clasificación por la Copa de Oro
La compleja estructura de la CONCACAF se refleja en las vueltas clasificatorias de la Copa de Oro: las siete asociaciones centroamericanas juegan un campeonato propio denominado UNCAF Copa de Naciones para definir al campeón continental y a los tres participantes en la Copa de Oro. Lo mismo vale para las naciones caribeñas que cuentan con un mayor número de asociaciones en la CONCACAF. Cada año disputan la Copa Shell del Caribe para definir a su campeón continental. En los años impares, esta copa vale asimismo para determinar a los dos finalistas que representarán al Caribe en la Copa de Oro. La zona norteamericana no tiene aún torneos clasificatorios y ha sido representada en las tres competiciones por México, Canadá y EEUU.

Finales
EEUU (Anaheim, Los Angeles, San Diego)
21.01.1996 Los Angeles (Coliseum)
Brasil - México 0:2 (0:0)
Espectadores: 88,155

EEUU (Dallas) & México (Ciudad de México)
25.07.1993 Ciudad de México (Azteca)
México - EEUU 4:0 (2:0)
Espectadores: 130,800

EEUU (Los Angeles, Pasadena)
07.07.91 Los Angeles (Coliseum)
EEUU - Honduras 0:0 tras prol., 4:3 penales
Espectadores: 39,873

EEUU tenía ahora un nuevo entrenador -Bora Milutinovic- antiguo director técnico de México en el Mundial 1986, quien estaba a cargo de la escuadra norteamericana hacía solamente 4 meses. Era la prueba más importante para su equipo y Bora estaba totalmente tenso y nervioso, incluso cinco minutos antes del término del partido y pese a ir ganando por 1 a 0. Dos minutos más tarde, sonreía ampliamente tras los dos goles tardíos de su escuadra.

EEUU se clasificó 1 en el grupo B, tras derrotar también a Costa Rica y a Guatemala. En el grupo A, los sorprendentes hondureños mejoraron de partido en partido y ganaron en su grupo por diferencia de goles frente a México, con quien habían empatado a uno.

Una gran multitud de 41,103 espectadores acudió al Pasadena Rose Bowl para presenciar la semifinal entre EEUU y México - el nuevo equipo de Bora contra su antigua selección. El entrenador mexicano Manolo Lapuente dijo en ese entonces: "Bora conoce a la selección mexicana, pero los mexicanos conocen igualmente a Bora". Tenía razón - al menos con una parte de su declaración; Bora sabía demasiado sobre el fútbol mexicano y los norteamericanos ganaron merecidamente por 2 a 0. Esta derrota fue mucho para Lapuente, quien dimitió de su cargo al día siguiente.
Suena increible, pero la primera final de la CONCACAF se tuvo que jugar sin México. Los dos contendientes fueron EEUU y Honduras, que había derrotado a Costa Rica también por 2 a 0 en la semifinal. Eran los dos equipos con el mayor número de goles marcados (Honduras 12 y EEUU 10), pero la final estuvo exenta de anotaciones. La final de la Copa de Oro fue un partido mediocre que finalizó 0 a 0 y tuvo que ser decidida por lanzamientos de penales, ganando EEUU por 4 a 3.
El trofeo resultó ser una ensaladera y no una copa, pero los jugadores norteamericanos estaban tan felices que hubieran aceptado incluso una huevera. El torneo en general exhibió un fútbol rico en goles (promedio: 3,12 goles) y una aceptable concurrencia de 17,680 espectadores por encuentro.

La segunda Copa de Oro se disputó en 1993, en el Estadio Azteca de México y el Cotton Bowl de Dallas. La CONCACAF reaccionó con gran severidad cuando el nuevo entrenador mexicano Miguel Mejía Barón dio a conocer su plantel de jugadores. Era claramente una selección de 2 categoría, de modo que Chuck Blazer solicitó con insistencia la modificación de la misma. México aceptó alinear su selección A, lo cual, empero, fue una mala noticia para los demás contendientes.

En el grupo de Dallas, EEUU pasó a duras penas a la próxima ronda tras victorias exiguas contra Jamaica (1-0), Panamá (2-1) y Honduras (1-0). Mientras tanto en el otro grupo, México estaba arrollando en el estadio Azteca: aplastó a Martinique por 9 a 0, con siete goles de Zaguinho. Costa Rica logró detener a la devastadora maquinaria azteca y empatar 1 a 1, mientras que Canadá sufrió asimismo una violenta goleada por 8 a 0, con dos anotaciones de Zaguinho. En la semifinal, el estadio Azteca estuvo abarrotado con 100,000 espectadores ávidos de más goles y la pobre Jamaica fue desmenuzada por 6 a 1. Entretanto, en Dallas, EEUU lograba alcanzar otro angustioso 1 a 0 contra Costa Rica en la semifinal, conseguido con el gol de oro en el minuto 103.

No había forma de detener a la eufórica escuadra mexicana. Los 130,800 espectadores embotellados en el estadio Azteca volvieron a presenciar una goleada, aunque en menor escala, como revancha por la derrota sufrida hace dos años atrás. México batió a EEUU por 4 a 0. Zaguinho volvió a anotar un tanto y se proclamó mejor goleador del torneo con 12 goles. La media de anotaciones del torneo fue de 3,75 goles por partido. Esta vez se donó una verdadera copa; un pesadísimo trofeo de 55 kilos que tuvo que ser sostenido por tres jugadores para elevarlo ante el Presidente mexicano Carlos Salinas.

En la tercera Copa de Oro se aumentó la suma de los premios, obteniendo el ganador USD 150,000, y hubo asimismo un cambio en el itinerario. Hasta ese momento, el torneo se había disputado en el verano, lo cual se superponía con la Copa América y la "US Cup" anual. De entonces en adelante, la Copa de Oro se disputaría en enero o febrero, cuando el tiempo en California del Sur -el lugar preferido- es de todos modos agradable. Según un acuerdo con la Confederación Sudamericana de Fútbol, CONMEBOL, dos equipos de la CONCACAF -México y EEUU- participaron en la Copa América de 1993. De modo que, a cambio, Brasil participaría con su equipo olímpico en la Copa de Oro.

Los sudamericanos ganaron todos sus partidos y se encontraron con EEUU en la semifinal. El partido fue decidido por un único gol desafortunado: en el minuto 80, la pelota rebotó de la pierna de Marcelo Balboa y entró a las redes norteamericanas junto al portero Kasey Keller.

El adversario de Brasil en la final fue México. No era el equipo goleador de Mejía Barón de la 2 Copa de Oro, sino una formación más bien cautelosa y conservadora bajo un nuevo, antiguo entrenador: Bora Milutinovic. México se había clasificado para la final tras una ajustada victoria por 1 a 0 contra Guatemala. México logró alzarse con el título en el "Coliseum" de Los Angeles por 2 a 0, ayudado por las condiciones meteorológicas. Bora, que temía a las veloces jugadas y gambetas de los brasileños en el medio campo, rogó por que lloviera. Y tuvo suerte - llovió a cántaros. "Cuando vi la lluvia, dije 'gracias'. Los dioses nos son benévolos", contó Bora después.


Copa de Oro 1993: una toma instantánea en el encuentro entre Costa Rica y Jamaica.
Foto: Tony Quinn

En el estadio estuvieron presentes asimismo el Presidente de la FIFA João Havelange, el Secretario General Sepp Blatter y el magnate de los medios informativos Rupert Murdoch. La Copa de Oro se había convertido en un evento de mayor envergadura, congregando un promedio de 32,000 espectadores por partido.

Según Chuck Blazer, la cuarta Copa de Oro se celebrará en febrero de 1998 en California del Sur. Brasil volverá a ser huésped, pero esta vez con su selección nacional oficial.

Retornar a la Tabla de Contenido [TOC]


Copyright © 1997 Fédération Internationale de Football Association. All rights reserved.
Copyright © 1997 En-Linea, Inc. All rights reserved.